Con Julia en la onda

Hoy queremos hablar del Reconocimiento en España. Porque la marca de cerveza, Amstel, ha presentado un sorprendente estudio del que salen unos datos que nos ponen los pelos de punta. Estamos con Miguel Ángel Rizaldos, psicólogo experto en psicología clínica, “Miguel Ángel, muy buenas tardes”

¿De verdad los españoles nos sentimos tan poco reconocidos?

Pues la verdad es que sí. Así lo confirman los datos extraídos de este estudio. Y sin embargo, está demostrado que valorar lo positivo tiene un gran poder en el estado de ánimo. Y que, cuando alguien reconoce lo bueno, genera un estado de bienestar que nos inspira a hacer algo todavía mejor. Pero por algún motivo, en España se nos da mejor la crítica que el reconocimiento.

Hasta el punto de que necesitamos cinco halagos para combatir cada crítica que recibimos.

¿Con qué propósito ha impulsado Asmtel este estudio?

En Amstel, quieren provocar un y liderar un cambio.  Los españoles somos sociables y eso es muy positivo, cambiemos nuestra forma de relacionarnos en algunos aspectos y recogeremos los frutos como sociedad tendremos más bienestar y una mejor salud emocional.

Me ha llamado la atención especialmente el ámbito laboral, donde parece que un porcentaje elevadísimo no se siente reconocido en el trabajo.

8 de cada 10 piensa que no nos sentimos valorados en el trabajo.

Este dato resulta contradictorio con las investigaciones que nos indican que a mayor bienestar en el trabajo mayor rendimiento.

Y es que el reconocimiento nos acerca más al bienestar, tanto el que lo practica como del que lo recibe. Incluso resulta más beneficioso para el que agradece que el que recibe el agradecimiento.

Ser agradecido es una fortaleza del ser humano que genera bienestar.

Pero parece que esta falta de reconocimiento no se da solo en el ámbito laboral, ¿verdad?

En la pareja y con la gente que queremos no lo hacemos mejor. Fíjate ni a nuestras propias madres, casi el 70% de las madres no son valoradas como se merecen, lo mismo pasa con la pareja.

Deberíamos empezar por incorporar el hábito del reconocimiento en todos nuestros ámbitos de la vida (personal, familiar, laboral, social, etc.), algo que nos generará un mayor bienestar que redundará en nuestra salud emocional.

¿Qué podemos hacer entonces para cambiar, empezar a reconocer y así conseguir ser más felices?

En primer lugar, implementar el hábito del reconocimiento. La principal causa del no reconocimiento es la falta de costumbre. La predisposición que tiene el cerebro hacia la negatividad ya la conocemos, ahora bien, si empezamos a tenerla presente y somos consciente de ello, posiblemente podamos mejorar nuestra vida de manera más eficaz. Además, debemos empezar por minimizar el número de comportamientos “envidiosos” que tenemos en nuestro día a día. Poner el foco de atención en lo que tenemos y no en lo que nos falta.

 

Hablando de reconocimiento… Miguel Ángel, tengo que reconocer que me encanta la idea de que una marca, en este caso Amstel, se proponga iniciar una cadena de reconocimiento que nos contagie a todos. Felicidades.

Aquí puedes oír la entrevista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies