tdah en adultos

¿Quieres saber si eres una persona con trastorno de Atención e Hiperactividad (TDAH en adultos) con edad adulta? Te voy a dar las claves y la sintomatología las personas que padece en su edad adulta TDAH.

El TDAH es uno de los trastornos que se da con más frecuencia durante la infancia. Y hasta hace poco pensábamos que en la adolescencia esto se superaba. Sin embargo, las últimas investigaciones dice que hasta un 70% de la población que tiene en la infancia TDAH continúa en la edad adulta. Muchos adultos tienen TDAH y no lo saben, sin embargo tiene muchos problemas en su día día, a nivel laboral, familiar, de pareja,… Descubrir que tienes un TDAH la dado un trapo de ser para ti un alivio. ¿Por qué? Porque vas a saber de dónde vienen todos tus problemas y además puedes atajarlos. Puedes enfrentar esas situaciones en las que te ves desbordado por el TDAH en adultos.

Hay cuatro tipos de síntomas en las personas que la edad adulta tienen TDAH.

Hiperactividad, impulsividad, falta de atención y concentración y falta de regulación emocional.

  • La hiperactividad está menos presente en la edad adulta, aún así las personas que tienen TDAH en adultos son personas que tienen la actividad constante, horarios sobrecargados, trabajos con alta ocupación y son adictos al trabajo.
  • Otro de los síntomas es un déficit de atención. Problemas a la hora de concentrarse y centrar su atención. Son desorganizados en su trabajo y en las tareas. Tienen dificultades a la hora de iniciar y acabar tareas, lo dejan todo a medias. Problemas en la gestión del tiempo, Y sufre olvidos continuos.
  • Otro de los síntomas es la impulsividad. A nivel de pareja, cambian con frecuencia. Cambio constante de trabajo. Carecen de toda paciencia. Pierden el control con facilidad. Una cosa muy característica es que son temerarios a la hora de conducir. Y por último, hay muchas probabilidades de que consuman tóxicos.
  • Otro tipo de ciento más es la inestabilidad emocional, o falta de regulación. Les cuesta mucho volver a un equilibrio y estabilidad fisiológica después de haber tenido una emoción extrema. Se deja llevar fácilmente por las emociones positivas y negativas. Tienen problemas a la hora de centrar la atención después de haber pasado por una emoción extrema.

Si tienes toda esta serie de síntomas y te s son familiares, te recomiendo que te pongas en manos de un profesional de la salud mental, de un psicólogo. Te ayudará para que sepas regular todas estas cosas que hemos estado viendo.

Aquí os dejo el vídeo de la prestigiosa revista digital Psicología y Mente donde te lo explico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies