maternidad tardía

Daljinder Kaur, una mujer india de más de 70 años ha dado a luz después de ser fertilizada in vitro, este hecho reabre el debate sobre la maternidad tardía. Según los últimos datos del INE de 2014, la edad media para tener el primer hijo supera los 31 años en las españolas, pero el 33% de los nacimientos son de mujeres de más de 35 años.

Causa por las que se está retrasando la edad de la maternidad en la sociedad occidental

Hay motivos económicos y laborales. Tener hijos esta condicionado significativamente por la incorporación al mercado de trabajo y la estabilidad de los ingresos económicos de los dos miembros de la pareja. En definitiva se ha creado una “norma social” que establece que no se puede tener descendencia hasta que la situación económica de la pareja no esté consolidada. Algo que en décadas anteriores no se planteaba así.
Otro motivo es la falta de una conciliación real ya que existe el temor al despido, las represalias… esto hace que las mujeres se vean obligadas a dejar la maternidad en un segundo o tercer plano en contra de lo que pueden ser sus deseos y expectativas.
En el primer número de Perspectives Demogràfiques, una publicación científica sobre demografía de la Universidad Autónoma de Barcelona, analiza las tendencias y posibles causas de infecundidad en España.
En dicho informe se señala que la principal causa que ha llevado a las mujeres a retrasar la edad para tener hijos es “la dificultad de reunir las condiciones familiares y materiales que hagan viable la maternidad”.
Existe una falta de compromiso en las parejas, es decir hay una escasez de estabilidad en la relación. El informe destaca que en realidad no hay un problema de escasez de hombres y mujeres, en el sentido más estricto del número, sino una falta de acuerdo y de correspondencia entre las expectativas de hombres y mujeres en el mercado matrimonial (Esteve, García, Permanyer, 2012). Ello conlleva a que son pocas las parejas estables dispuestas a tener hijos. Otro aspecto es la competitividad profesional por lo que se busca concluir una carrera profesional y adquirir incluso estudios de postgrado para poder ser apto a los perfiles altos que las empresas exigen.

Ventajas para el desarrollo personal individual e inconvenientes para el desarrollo social y familiar

Las madres maduras suelen contar con una mayor estabilidad económica y emocional. Asumen menos conductas de riesgo, puesto que probablemente tienen una mayor posibilidad de tener una situación económica y emocional más estable. Así es que el hecho de tener estudios y una buena situación económica incrementa la probabilidad que las oportunidades de lograr una buena atención de la salud y tomar decisiones sanas aumentan. Por ello resulta más probable que las mujeres que aplazan la maternidad puedan gozar de mejor salud, vivan más y tengan hijos más sanos. En general estas mujeres habrán podido lograr mejor desarrollarse en todas las áreas de su vida: familiar, profesional y personal. Una mamá joven tiene más energía, y una madre de más edad se cansará más, pero probablemente tendrá una vida más planificada y ordenada.

Cómo influye el ser padres a edades más avanzadas

Habitualmente unos padres jóvenes llevaran mejor el cansancio físico y las exigencias de un niño pequeño que los padres más maduros.
También hay cuestiones vinculadas con la crianza y las relaciones entre padres e hijos que pueden resultar problemáticas. Puede existir una brecha generacional demasiado grande que pueda causar una desconexión y mayor dificultad para que los padres maduros puedan entender el mundo de sus hijos, esto ocurrirá sobre todo cuando lleguen a la adolescencia.
Para unos padres que deciden serlo a una edad más avanzada existe una mayor probabilidad que tenga que enfrentar al mismo tiempo con la vejez de sus propios padres. También los hijos de padres mayores tendrán más probabilidad de perderlos antes y compartir menos tiempo con ellos.
Los estudios demuestran que el reloj biológico es determinante y así a partir de determinada edad, los riesgos y posibles complicaciones de la paternidad se multiplican, tanto a nivel fisiológico como en lo relacionado con la crianza.
La paternidad después de los 40 años triplica el riesgo de esquizofrenia y quintuplica el riesgo de autismo en los hijos, como revela una investigación elaborada por la Dra. Dolores Malaspina, directora del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York. Dicha investigación ha sido replicada en diversos países como Israel, Suecia y España. Los datos confirman la influencia de la edad paterna en el posible desarrollo de las patologías psiquiátricas de los hijos.

Edad límite en la que se puede ser padres a nivel psicológico 

Considero que las claves psicológicas para una decisión acertada a la hora de decidir dar el paso de la maternidad son:

  • La decisión es responsabilidad de quien la toma y no hay que dejarse influir por el miedo a la soledad en el futuro, y las presiones sociales y del entorno familiar.
  • Analizar lo que uno quiere, las razones para querer tener un hijo.
  • Ser madre o padre es una opción; en ningún caso debe ser una obligación. Se puede vivir y realizarse plenamente sin la necesidad de tener hijos.
  • Tener en cuenta que criar un hijo, además de un inmenso placer, implica un trabajo muy exigente que, casi ocupará todo tu tiempo. Si te superan las situaciones difíciles, tienes excesivos miedos, inseguridades, pocas habilidades para afrontar retos o tomar decisiones tendrás que esperar a un mejor momento
  • Valorar si te sientes capaz de renunciar, o cambiar, por un largo tiempo tus prioridades. Y si no quieres sacrificar tu independencia o la posibilidad de perderla, te genera inquietud estará claro que la maternidad no entra en tus planes.
  • En ningún caso te decidas a ser madre si crees que un hijo puede solucionar una crisis con tu pareja. Eso no es así. Un hijo no es un instrumento para solucionar una relación de convivencia.

Miguel A. Rizaldos Lamoca
Psicólogo Clínico. Psicólogo online
Tratamiento psicológico online

ESTOS SON MIS APORTES, DE LOS QUE PARTE SE UTILIZARON PARA EL ARTÍCULO DE SILVIA C. CARPALLO QUE SE PUBLICO EL 22 JUNIO, 2016 EN EL SUPLEMENTO SMODA DE EL PAIS ¿Hasta qué edad se puede ser madre?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies