imagen149699g

Ahora se ve con mucha frecuencia la televisión con una doble pantalla (o triple) a la vez. Se trata de que cuando están viendo la televisión, al mismo tiempo están conectados a las redes sociales, bien consultando el correo o  en un chat sobre la película o el programa.

Problemas que puede generar este tipo de atención doble: a dos cosas diferentes a la vez

España es uno de los países líderes en consumo multipantalla. Se trata de un fenómeno de multitarea. Resulta muy habitual este tipo de comportamientos facilitados por las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICS). La Tics nos facilitan la vida en muchos aspectos, en sí mismas no son buenas ni malas. El uso o abuso de ellas es lo que puede llegar a ser perjudicial. En personas con vulnerabilidad a tener comportamientos ansiosos, compulsivos u obsesivos, es verdad, que van a caer más fácilmente en el abuso.

Resulta muy importante que los jóvenes se vuelvan a aburrir, y que por ello tengan introspección, que facilite la imaginación; ya que si están todo el día conectados, eso genera ansiedad, y la multitarea baja el rendimiento cognitivo.

Las personas podemos ser capaces de hacer dos cosas a la vez: podemos pensar mientras corremos, podemos cepillarnos los dientes mientras nos miramos al espejo, podemos conducir mientras hablamos con nuestro acompañante… pero el principal problema es que no podemos hacer eficazmente dos cosas a la vez que requieran de cierta concentración.

¿Es o no productivo realizar varias cosas a la vez?

En una situación de entretenimiento no resulta significativamente importante, es más resulta estimulante y divertido. Hoy por hoy hay mucha gente que no concibe ver la televisión sin Twitter por ejemplo, así es que cualquier programa tiene un ‘hashtag’ o etiqueta que genera una conversación paralela a la emisión.

Lo que no quita que en una situación de multitarea somos menos eficaces: hay más estrés y más cansancio. Pensamos que somos eficientes haciendo muchas cosas a la vez, pero en realidad la multitarea baja el rendimiento cognitivo.

El estrés diario de mantenerte continuamente activo en redes sociales, chats, viendo email, etc. Te puede desviar a la hora de dirigir tu atención y sostenerla en lo que estás haciendo en ese momento, ver la TV por ejemplo, teniendo que regresar a la tarea después de las continuas interrupciones. El cerebro no es eficiente en la multitarea.

 

Inconvenientes de la multitarea:

  • Disminuye la eficacia. El Wired Science ha realizado un estudio que señala que existe mucha presión social hacia la multitarea y que “es imposible ser más productivo o efectivo puesto que el cerebro no puede separar o filtrar qué es importante, urgente o necesario o simplemente ruido de fondo”.
  • Baja el rendimiento. Una persona que ejecuta muchas tareas al mismo tiempo tiene la atención dividida, lo que puede provocar errores constantes. Esto puede derivar en problemas de salud. La multitarea disminuye la capacidad para recordar las cosas que se acaban de hacer.

 

  • Causa estrés. Realizar muchas cosas a la vez hace que muchas veces no lleguemos a todo y esto se traduce en estrés. Debemos pensar en la satisfacción que produce una acción terminada y para ello debemos centrarnos en una única tarea y una vez terminada, pasar a la siguiente. Paso a paso.
  • Mala memoria. La multitarea prolongada en el tiempo puede provocar problemas en la memoria y la salud de quien lo practica. Investigadores de la Universidad de California (UCLA) descubrieron que este comportamiento multitarea crea una lucha entre dos partes del cerebro al verse forzado a hacer varias cosas a la vez. ¿Cómo? La multitarea genera una batalla entre el hipocampo -encargado de guardar y permitir recordar información- y el telencéfalo -responsable de las tareas repetitivas- y disminuye así la capacidad para recordar las cosas que se acaban de hacer.

Seis consejos sobre la “multitarea”

  1. Que el objetivo no es que la mente no se distraiga nunca, sino que seas capaz de enfocar tu atención cuando lo necesites.
  2. Estar presente completamente en una actividad (mindfulnesses una manera excelente de deshacer el estrés, regular las emociones y practicar la concentración.
  3. Hay que dar valor al manejo de nuestro tiempo personal y el manejo de las emociones.
  4. La atención plena (mindfulness) en una sola cosa sirve para aclarar la mente de elementos que te distraen. Eso se va reflejar en tu vida cotidiana; puedes llegar a disfrutar más de cada experiencia, de cada momento.
  5. También es verdad que la televisión vista en multipantalla es una manera más participativa, estimulante y divertida: se disfruta leyendo los comentarios y se comparten opiniones en tiempo real.
  6. El tiempo recomendable para mantener la multitarea es no estar constantemente en esta situación. Estar conectado con varios focos de atención, al final desatiendes algo. Ejercitar continuamente la multitarea no es sano, conduce directamente a la ansiedad desbocada.

Técnica de Pomodoro para no dispersarte con la multitarea

Es un método de productividad que propone dividir el trabajo en pequeñas parcelas y dedicar un tiempo limitado de 25 minutos a trabajar a plena concentración en una tarea (estos pequeños periodos de tiempo se denominan “pomodoros”). Transcurrido este tiempo, un pequeño descanso y vuelta a empezar.

Como ves el método se basa en la idea de que las pausas frecuentes pueden mejorar la agilidad mental y trata de ofrecer una respuesta eficaz frente al tiempo, en lugar del estado de continua ansiedad que suele provocar el ver pasar el tiempo y no centrarte en nada.

En la técnica Pomodoro son fundamentales las etapas de planeamiento, anotación, registro, proceso y visualización.

En el planeamiento, las tareas son priorizadas en una lista “Para hacer hoy”, lo que permite estimar el esfuerzo que cada tarea puede requerir. Cuando se completan los “pomodoros”, estos se registran y así se genera un sentimiento de logro.

Los cinco pasos básicos para implementar la técnica Pomodoro:

  • Decidir la tarea a realizar
  • Poner el pomodoro (el reloj o cronómetro) a 25 minutos
  • Trabajar en la tarea hasta que el reloj suene y anotar una X
  • Tomar un pausa breve (5 minutos)
  • Cada cuatro “pomodoros” tomar una pausa más larga (15-20 minutos)

Está comprobado que cuando nos centramos en una única tarea ponemos todos nuestros sentidos en ella, lo que se traduce en unos resultados mejores que si estuviéramos haciendo varias cosas a la vez.

Para concluir:

La multitarea, de por sí, no es buena ni mala. Las personas podemos hacer dos cosas a la vez, pero el principal problema es que no podemos hacer dos cosas a la vez que requieran de cierta concentración.

Hacer más de una tarea a la vez puede que nos haga sentir mejor, más activados, pero por muy bien que nos podamos sentir, somos menos productivos. Varios estudios han demostrado que la multitarea nos hace perder entre un 20 y un 40% de nuestro tiempo, así que es algo que tenemos que considerar si realmente lo que estamos buscando es la optimización de nuestro tiempo dedicado a estas tareas.

Miguel A. Rizaldos Lamoca
Psicólogo Clínico. Psicólogo online

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies