adicción a personas¿Crees que existe la adicción a personas? Si, la adicción a personas evidencia una forma de relacionarse basada en la dependencia emocional del otro. ¿funciona igual que la adicción a sustancias, juego, etc. o en qué se diferencia? Al igual que otras adicciones, el adicto a personas necesita con tanta angustia la compañía del otro que acepta cualquier cosa con tal de no estar solo. Incluso aparece algo similar al síndrome de abstinencia. Dicha adicción atenta contra la autoestima y la salud emocional, e interfiere negativamente en la vida social de quien la padece, generando vínculos contraproducentes a su alrededor

 La baja autoestima es la causa principal ya que cuando nos sentimos inseguros y con el deseo de llenar un vacío, buscamos como satisfacer nuestras necesidades en otras personas. Es una forma desadaptada de relacionarse, muy probablemente originadas también por unas relaciones familiares con desapego. Buscan lo que nunca tuvieron, un apego seguro. El apego seguro es el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres (o cuidadores) y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para un buen desarrollo de la personalidad. El apego proporciona la seguridad emocional en el desarrollo de la persona al ser aceptado y protegido incondicionalmente.

Es uno de los motivos de consulta más frecuente que tenemos los psicólogos. Existe una necesidad muy grande y continua de afecto.

La adicción a las relaciones es una forma patológica de amar. Amar de este modo no es amar .Ya que con ello se obstaculiza la posibilidad de vivir en paz y con sosiego. Se relegan los propios intereses, deseos y necesidades para someterse a relaciones destructivas donde una de las partes cede, en pos de ayudar a la otra. ¿tiene quizás un componente más sexual? Estas personas cuando están solas se sientes vacías e incompletos y aunque les pueda generar miedo la intimidad y el compromiso buscan buscan continuamente relaciones y contactos sexuales.

¿Cómo se identifican estos casos?

  • Tienen baja autoestima: Se consideran que  no son validos, por lo que necesitan que los demás los aprueben, valoren y den su cariño, pero se sienten rechazados lo que los aterroriza, por lo que empiezan a sentir culpa y miedo al rechazo y al abandono. Para esto como consideran que su vida no vale, mejor tratan desesperadamente de ayudar, justificar al otro obteniendo un poco de cariño ocasional a cambio o la ilusión de sentirse que los necesitan.
  • Se enfocan exclusivamente en el otro:  En los problemas del otro, todo el tiempo hablan de ellos, dejan sus rutinas personales para poder estar todo el día metidos en las de ellos.
  • Niegan el problema: Minimizan y justifican los problemas de convivencia, “No es tan malo, si me quiere en el fondo, etc.” Se mienten a sí mismos pensando que todo está bien.
  • No se sienten felices: Se adhieren a cualquier persona que  consideren les pueden dar algo de afecto, pues tienen mucho miedo a no tener el cariño. Llegan a considerar normal el sufrimiento en la relaciones de amor. El sufrimiento, dolor, abuso, humillaciones etc,  lo toleran para así sentirse “aceptados y considerados” que no es lo mismo que amados. Se sienten enganchados.
  • Comunicación hipócrita:  No sienten lo que dicen, no comunican lo que de verdad sienten, solo hablan de los demás y no hablan de sí mismo, pues el valioso es el otro. Se culpan de todo, consideran que sus opiniones no son importantes, mienten para proteger al otro.
  • Permiten ser humillados, avergonzados, a veces incluso con violencia física, y la mayoría de las veces con violencia emocional. Se sienten asustados, heridos y enojados y reprimen estos sentimientos. Están dispuestos a llevar la responsabilidad, la culpa y los reproches de todo. Acostumbrados a la falta de amor, se esfuerzan siempre mas por complacer.
  • Pretenden cambiar al otro mediante el amor.
  • Accede a cualquier cosa con tal de continuar en la relación, debido al terrible miedo al poder ser abandonado.

¿Nuestro entorno puede percibir que estamos ante uno de estos casos? Si claro, incluso más que el propio afectado al verlo desde fuera lo ve con mayor objetividad ¿Cómo? Cuando perciben muchos de lo indicado en la pregunta anterior. Lo que pueden hacer los allegados para ayudar es: No hacer caso al adicto que pretenderá que se sigamos tratando con deferencia, respeto absoluto y sumisión a la otra persona. Se trata de acompañar al dependiente pero no ser cómplice de su relación patológica. Sólo se puede hablar y explicarle que siempre podrá contar nuestra ayuda cuando desee poner fin a la situación. Si esto se produce, acogerlo e impedir todo contacto con la otra persona y acompañarlo a terapia. El psicólogo irá dando pautas al entorno sobre cómo actuar a situaciones concretas.

Una vez que somos conscientes de ello, ¿qué podemos hacer? Consejos para desintoxicarse de alguien.

Siendo el punto de partida para el cambio la toma de consciencia del problema, el siguiente paso es acudir a la terapia para que brinde las estrategias psicológicas necesarias.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la relación más importante es con uno mismo. Y es allí donde se debe comenzar a cultivar el afecto hacia sí mismo. A través de una adecuada autovaloración y seguridad propia, se avanzara hacia otras relaciones de verdadero amor,  basadas en el respeto.

Las pautas básicas a seguir son:

  • No establecer ningún contacto con la persona que crea adicción
  • Pensar y escribir lo sufrido
  • cuidar la apariencia,
  • confiar en uno mismos, no permitir nunca que otra persona decida por ti, o te diga que hacer o esperar a que te diga si le gustas o no.
  • saber que tenemos todos los recursos necesarios para salir adelante sin necesidad de tener nadie a nuestro lado
  • fijarnos metas en nuestra vida personal y profesional.
  • enfocarnos en nosotros mismos y en nuestras necesidades.
  • En definitiva aprender a estar solo

Si tienes adicción a personas, ten en cuenta que para dejar esta adicción la clave es que: La felicidad debe depender de ti no de estar con nadie.

Miguel A. Rizaldos Lamoca
Psicólogo Clínico. Psicólogo online

ESTOS SON MIS APORTES, DE LOS QUE PARTE SE UTILIZARON PARA EL ARTÍCULO DE SILVIA C: CARPALLO QUE SE PUBLICO EL 14 DICIEMBRE, 2015 EN EL SUPLEMENTO SMODA DE EL PAIS.¿Por qué lo llamas amor cuando quieres decir adicción?

 

 

formación online

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies