duelo

El duelo por la perdida de un ser querido es un proceso sano que busca reconfortarnos, hacer que aceptemos la pérdida y  adaptarnos a la nueva situación.

Sobrellevar la pérdida de un amigo intimo, tu pareja o un familiar podría ser uno de los mayores retos que puedes enfrentar en tu vida. El fallecimiento de la pareja, un hermano o un padre puede causar un dolor especialmente profundo. Puedes ver la pérdida como una parte natural de la vida, pero aún así nos pueden desbordar el golpe y la confusión, lo que puede dar lugar a largos períodos de tristeza profunda y depresión.

Cada persona puede reaccionar de forma diferente a la muerte y echamos mano de nuestros propios recursos para mejor sobrellevar el dolor que ésta conlleva. Los estudios indican que el paso del tiempo permite a la mayoría de las personas recuperarse de la pérdida si cuentan con apoyo de su entorno social y mantenga hábitos saludables. El aceptar la muerte de alguien cercano puede tardar desde meses hasta un año. No hay una duración “normal” de duelo.

El proceso de duelo lleva tiempo y, algunas veces, el dolor puede volverse más intenso que otras.

Si tomamos en cuenta que la mayoría de nosotros puede superar la pérdida y continuar con nuestras vidas, nos damos cuenta de que los seres humanos, por naturaleza, tenemos una gran capacidad de resiliencia. Pero algunas personas no superan el duelo y se sienten incapaces tan mal que son incapaces de llevar a cabo sus actividades cotidianas. Estas personas podrían pasar por lo que se conoce como duelo patológico y les podría beneficiar la ayuda de un profesional de la psicología.

Así puedo ayudarte 

Los psicólogos recibimos una formación que nos permite ayudar a las personas a manejar de forma más eficaz el temor, el sentimiento de culpa o la ansiedad que puede venir como resultado de la muerte de algún ser querido. Los psicólogos usamos una variedad de tratamientos con base empírica  (la psicoterapia) para ayudar a las personas a mejorar sus vidas.

El duelo es un proceso de adaptación a una nueva situación después de la pérdida. Aunque tradicionalmente se ha entendido el duelo como el proceso de tristeza asociado a la defunción de alguien cercano, hoy en día sabemos que todas las situaciones que conllevan una pérdida llevan asociado un proceso de duelo: que te despidan del trabajo, que te deje tu pareja, que tus hijos se vayan de casa…

Tienes que tener en cuenta que los síntomas del duelo no son solo emocionales, pueden haber también síntomas físicos como cansancio extremo, pérdida del apetito o pérdida del deseo sexual.

El dolor es una emoción natural ante la pérdida, pero también forma parte del proceso de duelo, este consiste en superar la pérdida de la persona que falleció. 

El duelo puede alargarse más o menos en el tiempo, aunque se calcula que, lo habitual está entre seis meses y un año. El nivel de como te afecte depende de cada persona, la vida diaria de algunas personas no se vé prácticamente afectada, mientras que las de otras pueden afectar profundamente. De cualquier modo, tu entorno social será clave ya que te ayudará a que puedas superarlo poco a poco y poder retomar tu vida normal después del periodo de duelo. Tómate tu tiempo, y no tengas prisa, no te presiones. No existe una fecha límite para finalizar el duelo. Poco a poco te irás sintiendo mejor.

Consejos para superar el duelo y cómo continuar con la vida

Superar la pérdida de un amigo cercano o algún familiar es normal que lleve su tiempo, pero las investigaciones nos sugieren que se puede ayudar a mejor llevar la perdida dando un renovado cambio de actitud ante la muerte de un ser querido.

Si eres una personas que está pasando por un duelo podría resultar útiles algunas de estas estrategias para mejor sobrellevar la pérdida:

  • Acepta el proceso de duelo: el duelo es un proceso necesario cuando sufrimos una pérdida. Debes intentar superarlo poco a poco, pero mientras estés en el proceso no te culpes por estar triste, decaído, o por no tener fuerzas.
  • Habla sobre la muerte de tu ser querido con amigos y colegas para poder comprender qué ha sucedido y recordar a tu amigo o familiar. Negar que ocurrió la muerte lleva al aislamiento fácilmente y puede a la vez frustrar a las personas que forman tu red de apoyo.La pena compartida es menos. No sientas vergüenza o miedo al qué dirán. Comunica lo que sientes, los pensamientos que te pasan por la cabeza, con una persona de confianza que te pueda comprender y apoyar. En caso de tener hijos, no les escondas tu dolor. Tengan la edad que tengan será un buen aprendizaje emocional para ellos ver que su madre o su padre son capaces de mostrar sus sentimientos sin temor ni vergüenza.
  • No te precipites y te deshagas de los objetos que te recuerdan a tu difunto enseguida. Si lo haces, además de estar huyendo del problema, más adelante te arrepentirás. Esa persona y esos objetos son parte de ti, de tu relación con ella y de tu historia.
  • Acepta tu dolor. Después de la muerte de alguien cercano, se puede experimentar todo tipo de emociones. Es normal sentir tristeza, rabia, frustración y hasta incluso agotamiento.no todo el mundo siente tristeza ante una pérdida. Puede ser que te sientas enfadado, ansioso o que te parezca que no estás tan triste como deberías. No hay un manual que explique cómo se vive el duelo. Acepta los sentimientos que sobrevengan y no te juzgues.
  • No te impidas llorar: el llanto tiene un efecto analgésico que provoca esa sensación de liberación que nos inunda después de derramar las lágrimas. El llanto es la expresión de la tristeza y reprimirlo sólo te provocará más ansiedad, tristeza e irritabilidad.
  • Cuídate tu y cuida de tu familia. Comer bien, hacer ejercicio y descansar adecuadamente te ayudará a superar cada día y a seguir adelante. Aunque no tengas ganas de hacerlo. Intenta mantener una rutina de cuidados personales que incluyan la higiene tanto como la actividad física ligera. No te olvides de cuidar también tu alimentación, si estamos bien alimentados somos más capaces de sobreponernos al dolor.
  • Ayuda a otras personas que también afrontan una pérdida. Al ayudar a los demás, te sentirás mejor. Compartir anécdotas sobre tus seres queridos fallecidos puede ayudar a todos a mejor llevar su pérdida.
  • Rememora y celebra la vida de tu ser querido fallecido. Puedes hacer un donativo a la entidad benéfica predilecta del difunto, enmarcar fotos de momentos felices que vivisteis juntos, ponerle su nombre a un nuevo bebé o plantar un árbol en su memoria. La elección es tuya, tu sabes cuál es la forma más significativa de honrar esa relación única que mantuviste con el o ella.
  • Rodéate de gente: quizás no te apetezca ahora mismo, pero haz un esfuerzo e intenta no estar solo mucho tiempo seguido. Explícales a tus amigos o familiares cómo te sientes y pídeles que te hagan compañía en casa hasta que estés preparado para empezar a salir de nuevo.
  • No intentes estar muy ocupado para no pensar o sentir: una estrategia que lleva a cabo muchas personas ante la muerte de un ser querido es intentar superarlo a través de múltiples actividades encadenadas. Para así no tener tiempo para pensar, reflexionar y aceptar los sentimientos, probablemente el duelo se alargará en el tiempo mucho más y corre el riesgo de hacerse crónico.
  • Encontrar un significado: Puedes aprender de las pérdidas y experiencias difíciles. Piensa qué has descubierto de ti mismo, sobre los demás o sobre la vida como resultado de experimentar esta pérdida.

    Para comenzar, puedes intentar escribir respuestas a estas preguntas:

    • ¿Qué significaba esta persona para ti?
    • ¿Qué aprendiste de él o ella?
    • ¿Qué puedes sacar de positivo de esta experiencia difícil?
    • ¿Qué has aprendido sobre ti, sobre otras personas o sobre la vida?
    • ¿Hay cosas que aprecies más ahora?
    • ¿Quiénes son las personas que te han apoyado? ¿Eran las personas que esperabas que lo hicieran? ¿Qué has aprendido de ellas?
    • ¿En qué forma has crecido o madurado en función de esta experiencia?

Superar el gran dolor de la pérdida no significa que te olvides de la persona que falleció. El duelo sano consiste en encontrar la forma de recordar al ser querido y adaptarte a tu vida sin su presencia.

 

Ritos y ceremonia del duelo

Las ceremonias, como los funerales y los homenajes, permiten a amigos y familiares reunirse para apoyar y consolar a las personas más afectadas por la pérdida. Estas actividades pueden ayudarte a mejor sobrellevar los primeros días despúes de la pérdida y también honrar la memoria del difunto.

Las personas del entorno de la persona fallecida pueden pasar un tiempo hablando y compartiendo recuerdos sobre ella. Esto continuará algunos días o semanas después del fallecimiento. En esas situaciones las personas expresaran sus emociones, por ejemplo, llorando. Pero algunas personas pueden estar tan paralizadas o abrumadas por la muerte que no expresan sus sentimientos de inmediato, aunque la pérdida sea muy dura. Hay quienes pueden sonreír o hablar con otras personas en un funeral como si nada hubiera ocurrido, pero sin embargo, están tristes. Estar con otros que también sufren la pérdida puede ser reconfortante.

Al finalizar las ceremonias,puedes llegar a pensar que el dolor debería terminar. Pero a menudo el duelo apenas está comenzando. Retomaras tus actividades cotidianas, pero te resultará difícil tener ganas o entusiasmo. Es posible que ya no hables demasiado sobre la pérdida, pero ten en cuenta que el proceso de duelo continúa.

Sentirse mejor

Generalmente, te iras sintiendo mejor de forma gradual. A veces, puedes sentir que nunca te recuperarás.A medida que pasa el tiempo, las cosas que te recuerdan a la persona que falleció pueden hacer que se intensifique tu dolor. En otras ocasiones, puedes sentir como que el dolor está por detrás de tus actividades normales, y no constantemente en tu mente.

El dolor es una emoción natural. Te ayudará saber que siempre recordarás a la persona que perdiste, pero que, con el tiempo, podrás recordarlo sin dolor

Miguel A. Rizaldos Lamoca
Psicólogo Clínico. Psicólogo online
titServTratamientotitServConsulta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies