La vida es bonita, no fácil

La vida es bonita, no fácil

La vida es bonita, no fácil

En la actualidad nos están vendiendo el que hay que hacerlo todo bien. La vida es bonita pero, no fácil .

Abundan hoy los libros de cómo ser mejor …, cómo conseguir…, como si fuera “coser y cantar”, y si no lo consigues eres un fracasado. Hay mucho gurú del bienestar sin una formación adecuada que nos están vendiendo humo.


Los profesionales de la salud mental…

Los psicólogos sabemos que el afán perfeccionista hace que a muchas personas les desborde la ansiedad. En nuestras consultas son asiduas las personas que quieren hacer todo perfecto, tener todo controlado y que en su entorno esté todo bien.  Yo en consulta insisto que no se trata de hacer todo perfecto, ni de tener todo controlado. Hay que hacerlo lo mejor posible, no perfecto. También hay que aprender a convivir con la incertidumbre, nunca vas a tener todo controlado, quizás lo consigas en algún momento, pero estoy seguro que eso supondrá un gran estrés y sufrimiento.

Hoy parece que está prohibido estar mal, tener ansiedad, sufrir y deprimirse. Tenemos que estar siempre bien y gozar de una felicidad plena. Además en esta sociedad en que vivimos, que es competitiva y muy individualista donde hay determinado estilo de vida que hay que alcanzar  como sea, y si no lo logras, eres un pobre infeliz y fracasado. Eres un bicho raro. Por ejemplo, “si pierdes el trabajo y te deprimes es que eres un débil; y si no encuentras trabajo o tu jefe te maltrata  y te quedas bloqueado y realmente fastidiado, es que no sabes poner buena cara a la vida. Esto es la dictadura de la felicidad.


Diferencia entre los consejos que da un psicólogo para una persona concreta y los consejos que debemos saber interpretar para nosotros en los libros de autoayuda

Existen libros de autoayuda escritos por colegas, profesionales de la salud mental, que puede ser de gran ayuda. De hecho yo en consulta recomiendo algunos como complemento a lo que trabajamos en terapia. El proceso terapeútico de cambio y de desarrollo personal, no es simple y sencillo. No se trata de leer unas pautas, y llevarlas acabo. El ser humano es mucho más complejo, y en dicho proceso intervienen muchas variables (vivencia, experiencia, familia, amigos, compañeros de trabajo, y un largo etc). Por ello el proceso de cambio que se produce en una intervención psicoterapeutica es individual y diferente en cada persona.

El libro de auto ayuda sería como comprar un vestido de talla única y la terapia individual como hacerse un traje a medida.

Una de las herramientas más útiles y efectivas de la psicoterapia es la escucha activa y empática del terapeuta a su cliente. Esto sirve para que la persona exprese, en ocasiones lo que nunca ha expresado, y que ponga sobre la mesa aquello que le preocupa y agobia. El psicólogo le dará pautas, o hará de tal forma para que el propio paciente llegue a sus conclusiones. Todo este proceso es artesanal, es con un sujeto único e individual. Evidentemente esto resulta distinto hecho desde un libro, ya que las pautas son más generales, unas se ajustarán a mi y otros muchas no.


Lo humano y sano es aceptar que hay cosas que no voy a conseguir aunque me las merezca o luche por ellas.

Pues si. En la vida no todo es maravilloso. La felicidad completa no existe.

Existe tres mitos que nos conducen inevitablemente a la llamada “Trampa de la felicidad“, titulo del muy recomendable libro del psicoterapeuta ingles afincado en Australia, Russ Harris. Este autor se ha convertido en uno de los divulgadores más notables de la terapia conocida por las siglas ACT (Acceptance and Commitment Therapy; en español: Terapia de Aceptación y Compromiso, TAC).

Seguro que te vas a identificar con alguno, si no es con los tres, mitos falsos sobre la felicidad que Russ nos desmonta.

1) La felicidad es el estado natural del ser humano 

Si los seres humanos tenemos las necesidades básicas cubiertas, comida, agua, un techo y relaciones sociales de manera natural tendríamos que ser felices. Probablemente has escuchado este mito de muchas formas. La realidad es que el estado natural de los seres humanos es un constante fluir de emociones positivas y negativas.
La emociones son como el clima, cambiando continuamente. No dirías que el estado habitual del clima es siempre soleado y cálido. Es natural que el invierno sea frío  y que el verano sea más caluroso y esto es lo mismo que con nuestras emociones.

Uno espera sentirse ansioso en situaciones arriesgadas, y novedosas donde lo que nos va a suceder es totalmente incierto.

Es natural y sano que sientas miedo cuando hay peligro.

2) La felicidad significa sentirse bien todo el tiempo

Si miramos la definición del diccionario la felicidad se describe como un estado de placer. Si esta es tu noción de felicidad entonces no existe tal cosa como la felicidad duradera porque…¿cuanto dura una buena emoción?. Piensa en el día más feliz de tu vida. ¿Cuanto duró el estado de placer antes de que apareciera alguna frustración o desilusión, ansiedad o irritación?
Podríamos entonces mejor definir la palabra felicidad como vivir una vida rica, plena y significativa.
En la que sentimos al completo todas las emociones humanas. La cosas que hacen a la vida, rica, plena y significativa no nos dan sólo sentimientos agradables. Piensa en tus relaciones sociales, piensa en las personas que amas y pasas mucho tiempo con ellas. ¿Tienes una relación así en tu vida que solo da lugar a sentimientos agradables?
Cuando las relaciones van bien hay maravillosos sentimientos de amor y alegría pero todas las relaciones traen aparejadas también, momentos de tensión, conflicto y dificultades. Si eres padre o madre y tienes hijos, sabes que tener hijos trae grandes cantidades de sentido y satisfacción a tu vida pero ¿Qué otros sentimientos te trae?. Cuando esto lo preguntas aparece una gran risa y los padres dicen: ansiedad, culpa, frustración, enojo, rabia, miedo, preocupación, tristeza, angustia… .Es paradójico como estas personas que amamos tanto puedan despertar tantas emociones negativas. Entonces esto es así para todos tus proyectos importantes de tu vida (familia, amigos, trabajo, etc), desde construir tu carrera profesional, cuidar tu cuerpo, formar una familia. Las cosas que hacen la vida rica, plena y significativa te traen muchas emociones dolorosas, así como también muchas agradables. Así es la vida.

3) Si no estás feliz, eres anormal, eres defectuoso 

Es la idea de que si no te sientes feliz continuamente eres un bicho raro, que hay algo malo en ti y necesitas medicación para poder arreglarlo. La realidad es que si no eres feliz, entonces ERES NORMAL, LA VIDA ES DIFICIL. ¿Que levante la mano quien crea que la vida es demasiado fácil?. ¿Tu crees que necesitas mas problemas en tu vida? ¿Crees que necesitas más dolor y sufrimiento?. La vida es dura y arriesgada. No siempre pero mucha parte del tiempo así es.


Para concluir…

En muchas ocasiones, por no decir todas, las personas lo que necesitamos no es que nos den consejos. Tan solo queremos que nos escuchen, que nos comprendan, que nos “acompañen”, que estén a nuestro lado. Caemos con facilidad en decir al otro lo que tiene que hacer en lugar de empatizar con él, de entender por el momento que está pasando.


Ayuda más el sentir que tienes alguien a tu lado incondicionalmente por lo que eres, y no por lo que haces.


 

Miguel A. Rizaldos Lamoca

Psicólogo Clínico. Psicólogo online
Tratamiento psicológico online

Tags:
1Comentario
  • JULIÁN ILLÁN
    Publicado a las 17:25h, 29 abril Responder

    Felicidades por el artículo. Muy acertadas reflexiones.. Un abrazo.

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies